Categoría: NOTICIAS

3ª CATA GIN-TONICS

LA DOSIS PERFECTA DE GINEBRA PREMIUM PARA REALIZAR UN GIN-TONIC:

A la hora de preparar un gin-tonic perfecto la dosis de ginebra puede cambiar radicalmente nuestra copa, convirtiendo un combinado sublime en una copa repulsiva lista para vomitar.

Recordad cuando eramos jovencitos, cuantas veces usamos nuestras dotes de conquistador pidiéndole amablemente a una bella camarera o camarero lo que entonces suponíamos que era la dosis ideal en nuestro gin-tonic: “guapa,guapo, que no se ve la ginebra”. Los resultados solían ser siempre los mismos: mirada fulminante, sonrisa fringida, y unos centímetros cúbitos más el alcohol que conseguían que alcanzara un profundo estado de embriaguez lo antes posible. Con los años los gustos han cambiado, nuestros objetivos al tomarnos una copa ya no son alcanzar la embriaguez lo antes posible. Ahora valoramos más la calidad que la cantidad.

Abusar en la cantidad de ginebra es una de las 8 razones básicas por la que podemos destrozar un gin-tonic.

La medida general recomendada es una parte de ginebra por cada 4 partes de tónica, es decir 5 Cl de ginebra por cada 20 Cl de tónica (medida estándar de las tónicas).

La dosis perfecta de ginebra que recomendamos es la dosis que permitirá apreciar las características y matices  propias de los ingredientes principales del gin-tonic y encontrar en su mezcla un resultado perfecto. Las medidas exactas pueden depender de varios factores como la graduación de la ginebra, la calidad de la tónica, la temperatura o nuestros gustos personales.

Como regla general, insistimos, corresponderían una parte de ginebra por cuatro de tónica, esto supone que para una tónica de 20 Cl. deberíamos servir 5 Cl. de gin.

En caso de no tener un medidor, podemos llenar un vaso de chupito ya que suelen tener esa capacidad o cronometrar 5 segundos mientras servimos la ginebra, sino quieres cronometrar te recomendamos que uses el siguiente método, repite 3 veces lentamente ” Cata Las Arenas”.

LAS 8 PRINCIPALES ACCIONES PARA ECHAR A PERDER UN GIN-TONIC

1. Utilizar un vaso de tubo. Un Gin-Tonic se comienza a disfrutar con la mirada y se sigue disfrutando con el aroma. Una copa o vaso ancho, nos permiten poder meter la nariz en la copa y captar sus matice aromáticos.

2. Utilizar hielo pequeño o picado. El hielo en un Gin-Tonic tiene como misión enfriar la bebida pero sin aguarla y quitarle fuerza. Hay que ser generoso en el servicio del hielo, pero cuando más grande y gordo sea, mejor ya que aportara menos agua a la copa.

3.  No enfriar la copa. Debemos enfriar la copa con el hielo o con CO2 y seria mejor utilizar los ingredientes fríos (ginebra, tónica y aderezo) ya que esto nos permite aportar menos agua del hielo a la bebida y por tanto mantener su sabor y su punto de burbuja.

4. Servir demasiada cantidad de ginebra. Este es uno de los errores que más perjudica y ha perjudicado siempre al Gin-Tonic. La proporción correcta para lograr un Gin-Tonic agradable a todos los paladares es de 4 partes de tónica por cada parte de ginebra. A efectos prácticos, un chupito de ginebra por cada botellín de tónica de 20 cls.

5. Tirar la tónica bruscamente o incluso “pinchar la tónica”. La tónica tiene un punto de gas y esto forma parte de su propia identidad o esencia. Se debería servir la tónica de tal manera que mantuviera al máximo el punto de aguja y se asegurase al máximo la perfecta mezcla entre tónica y ginebra sin necesidad de remover.

6. No aromatizar la copa. aromatizar la copa potenciando un sabor incluido en la ginebra o bien jugar al contraste, nos permite mejorar espectacular-mente la copa con un mínimo esfuerzo.

7. Añadir zumo de limón o de cítricos al Gin-Tonic. El zumo de limón vuelve demasiado ácido y amargo un Gin-Tonic a la vez que le rebaja mucho el nivel de gas carbónico. Mejor aromatizar la copa con aceites esenciales.

8. Añadir “cosas que no tocan” al Gin-Tonic. Cada ginebra tiene una receta propia de botánicos que le dan su propia personalidad. Si le añadimos cosas que no tocan a las diversas ginebras, estamos desvirtuando los Gin-Tonic. ¿Le añadirias pepino a unos canelones o a una paella?

Así que ya sabéis, cuando visitéis un Gin Club podéis estar atentos a 8 posibles errores que podrían destrozar lo que nos han vendido como un Gin-Tonic Premium.

BOË

Podríamos decir que la ginebra Boë Gin es una 2ginebra Bebé” pues acaba de nacer recientemente en el 2010. Pero la realidad es que la receta de su preparación proviene de la mano de mismísimo Franciscus Sylvius (1614-1672), un medico alemán a quien se le reconoce como el creador de la ginebra.

Según cuenta la historia de la ginebra, esta bebida fue creada por Franz para convertirse en la medicina ideal, una medicina que curaría las tres cuartas partes de los males que aquejaban en la época, especialmente se buscaba una medicina que pudiera “limpiar las impurezas de la sangre”. En 1658, De la Boe inició un proceso de experimentación con diferentes botánicos, utilizando un método mediante el cual los mezclaba con vapor de aguardiente de bayas de enebro. Este método fue patentado por su creador y se denominó la ” receta de la Boë “.

La histórica localidad de Doune, una antigua aldea escocesa, ubicada en el distrito de Stirling, Escocia, en las cercanías del rio Teith, ha alojado la destilería encargada de la fabricación de la ginebra Boë Gin. La receta actual de esta ginebra está inspirada en la receta original que dio origen a las ginebras básicas de la época victoriana inglesa. La ginebra Boë Gin es de calidad premium, una mezcla exclusiva de raros botánicos y especias muy distintas recogida a mano.

Hay comentarios de especialistas que aseguran que la mezcla de la ginebra Boë Gin se compone de trece botánicos. Entre los botanicos documentados que componen la mezcla podemos encontrar , raíz de angélica, cilantro aromático, corteza de casia (conocida también como canela china, se considera una de las especias mas antiguas del mundo), jengibre, raiz de lirio, granos del paraíso, tambien conocidad como pimienta de guinea, corteza de naranja, corteza de limon, semillas de cardamomo, regaliz, almendras y vaya de cubeba.

La destilación de la ginebra Boë Gin se realiza en lotes pequeños. En el proceso de destilación de la ginebra se emplea uno de los alambiques más raros del mundo, el “Carter-Head Still” y el método empleado es muy complejo y se conoce como infusión por vapor. La técnica permite combinar la esencia de todos los ingredientes botánicos con el licor de los granos, mientra con vaporizados. De esta manera durante el proceso de destilación se evita un sobrecalentamiento innecesario de los botánicos y permite gentilmente realzar y conservar el gusto de sus aceites aromáticos. En otras palabras el ” Carter-Head Still” baña los ingredientes botánicos en vapor para extraer sus compuestos aromáticos y aceites, dando lugar a un destilado ligero y fresco. Volumen de alcohol 47%.

Notas de cata:

Nariz: Se percibe ligera pero con mucha personalidad, se puede sentir las notas de enebro, pimienta y los botánicos más evidentes los cuales poco a poco abren paso a los toques de nuez y almendras.

Boca: Se siente un sabor aderezado, refrescante y sorprendente-mente limpio. Puede referirse como una ginebra pura, ligeramente amarga. Es evidente la sensación de las notas de almendras y canela. Cuando entra al paladar sorprende agradablemente. Precio: 25-30€.

FYFTY POUNSDS

 

Cuando se promulgaron los denominados Gin Acts, con los que el gobierno trataba de frenar la dramática situación de alcoholismo de la sociedad. Concrétamente, entre 1729 y 1751 se decretaron cinco normas con las que se intentó paliar y dar un vuelco a la tr´gica realidad. Una de ellas, datada en 1736 es a que da nombre a esta ginebra; se legisló una tasa para la venta de ginebras de 50 Libras (fifty pounds) anuales, se trataba de eliminar la destilación de dudosa calidad y con ella disminuir el consumo desbocado, al menos, por las clases sociales más bajas. Sin embargo. la medida no fue lo que se puede considerar en éxito, ya que para desgracia se sus promulgadores tuvo un efecto totalmente contrario al pretendido, en los seis años siguientes, únicamente dos destiladores pagaron la tasa y se produjo un aumento de la producción ilegal.

Elaboración: Está producida en una pequeña y legendaria destilería situada en el sudeste de Londres; la Támesis Distillers, respaldada por una tradición de más de dos siglos a sus espaldad. El proceso de destilación se lleva a cabo en un alambique diseñado por John Dore & Co. ( a igual que el de otra de las ginebras premium inglesas Martin Miller´s), en el cual una precisa combinación de flores, hierbas, frutas y especias, unida a un grano de excelente calidad y cuatro veces destilado da lugar a esta reciente, en comercialización, pero galardonada.

El proceso de destilación por lotes, busca la esencia de la ginebra en cada alambramiento. Se deshecha del destilado de grano cualquier impureza, quedandose siempre con el corazón de la destilación hasta por un total de cuatro veces. El objetivo es quedarse con la mezcla más pura, que garantice una fusión perfecta con el resto de botánicos.

El destilado resultante se deja reposar hasta un máximo de tres semanas, con el fin de que se empape de las esencias de los botánicos aplicados en las fórmula. Que combinarán con el grano depurado en una perfecta armonía de aromas y suavidad. Finalmente, con el fin de rebajar la foórmula se mezcla con agua desmineralizada que dará lugar a la proporción exacta del espirituoso y su contenido en alcohol. Volumen de alcohol: 43, 5 %.

Ingredientes: La lista de ingredientes se caracteriza por una mezcla de los mismos en proporciones perfectamente equilibradas, según palabras de su maestro destilador: ” no sobresalen los cítricos como en algunas ginebras, ni el enebro como en otras recetas clásicas, ni tampoco elementos exóticos o poco identificables que distorsionen o se alejen del concepto ginebra”. Enebro, Semilla del paraíso, Piel de naranja, Piel de limón , Regaliz, Satureja o Ajedrea, Raíz de angélica.

Notas de cata:

Ginebralimpia y crislalina, escasamente perfumada, perfectamente quilibrada, no destaca ningún botánico por encima de los demás. En boca es suave pero con vigor. Precio: 25-30 €.

 

BLOOM

Se trata de una ginebra Premium, tipo London Dry de 40,0% alc/vol; obtenida por triple destilación tradicional por lotes, y agua de manantial.

La botánica utilizados son los clásicos, a los que se ha añadido camomila, pomelo y madreselva. El producto final, es luminoso, de cuerpo ligero, suave, fresco y sedoso en el paladar, y con un aroma fresco y floral.

 Ellaborada por la maestro destilador Joanne Moore, y fabricada por G & J Greenalls, la segunda mayor destilería de Reino Unido que lleva trabajando desde 1761.

Tomando como inspiración el perfume floral que evocan los jardines y prados ingleses en verano nace Bloon Gin.

El Honeysuckle, “Madreslva” le proporciona una dulcura especial recordando al de la fruta confitada, el equilibrio lo proporciona el toque de manzanilla y las notas cítricas del pomelo.

Para elaborar la ginebra Bloom y conseguir ese sabor tan especial y único se utiliza una serie de bótanicos recogidos a mano, así nos encontramos con bayas de enebro procedentes de la región de Tscana, manzanila de Francia y la madreselva y el el pomelo de China, que le dan toque final consiguiendo la receta perfecta.

Bloom Premium Dry Gim es una ginebra de alta calidad porque probar Bloom Gim es fundirse con la naturaleza, con esas notas florales e inconfundibles de la madreselva calentada por el sol y la manzanilla hacen que te transporte a otro mundo. De echo, Bloom Gin es tan dulce, suve y deferente que al probarla te preguntaras si de verdad estas tomando un gin tonic o un sorbo de primavera inglesa. precio 25-30 €.

HASWELL

Se trata de una ginebra de clase Premium, tipo London Dry Gin, con un volumen de alcohol del 47%. Esta ginebra se obtiene mediante una quíntuple destilación de doce botánicos, siendo las bayas de enebro, la raíz de angélica y las semillas de cilantro, los más importantes junto con los cítricos y elaborada en pequeños alambiques de cobre.

El ginebrero encargado de la elaboración de Haswell Gin, es Julian Haswell, uno de los mayores y mejores expertos. El objetivo que se propuso fue conseguir una ginebra especialmente cítrica, ideal para poder tomar tanto sola como en Gin Tonic, y lo consiguió.

Esta Haswell Gin destaca tanto en boca como en nariz con notas cítricas, principalmente a naranja y también, levemente, a limón.

En Julio del año 2011, Hawell Gin logró alcanzar en premio Gin Gran Mater 2011. Precio 25-30€.

OPHIR

Es una propuesta única en el mundo de las ginebras Premium que nos traslada a una época legendaria, en la que mercaderes y comerciantes transportaban aromas y sabores exóticos de Oriente a Occidente en forma de semillas, bayas y hierbas.

La compañía Británica de las Indias Orientales, que desde sus inicios en el año 1600 llegó a monopolizar el comercio de las especies más preciadas en su viaje a Occidente. En sus rutas hacia Inglaterra los barcos solían parar en la floreciente Venecia, situada en la latitud 42,5º, que coincide con los grados alcohólicos.

Joanne Moore, maestra destilera de G&J Distillers, ha seleccionado personalmente cada uno de los botánicos que la componen.

En un viaje de kilómetros , los botánicos viajan hasta Inglaterra donde se elabora, siguiendo el estilo tradicional London Dry Gin. El maridaje perfecto de la tradición británica con lo insólito del mundo oriental y una nueva página en lo más de 250 años de historia de G&J Distilles, la destilería más antigua de Inglaterra.

La pimienta Tellicherry, el cardamomo de la India y el cilantro de Marruecos destacan entre los 10 botánicos que nos embarcan en un viaje por la mítica ruta de las especies.

Es una ginebra con cuerpo, rica en especies y de intenso sabor: las notas especiadas se alternan con ráfagas cítricas y sus aromas persisten de forma suave en boca. Una nueva propuesta para paladares exigentes que quieran dar en giro al clásico gin-tonic. precio 25-30€.

 

 BLACKWOOD´S VINTAGE 60

Es una ginebra escocesa muy característica tanto por su origen, por su selección de botánicos, por tratarse de una ginebra de añada y por su excepcional grduación (60 grados) en su versión especial.

Elaborada en las islas Shetland (ligeramente por encima del 60ºN de latitud), con una selección de botánicos autóctonos cultivados en la propia zona para asegurar un producto exclusivo y muy característico de la zona. Se trata de una ginebra vintage ya que cada año cambian las proporciones de las hierbas y botánicos que se introducen en la mezcla dependiendo del clima y disponibilidad.

La selección de botánicos incluye: enebro, menta salvaje “Wils Water” , raíz de angélica, flores de violeta, raíz de orris, nuez moscada, pieles de cítricos, regaliz, canela, cilandro y tres hierbas de difícil traducción: meadow sweet, turmeric y sea pinks.

Tiene una graduación de 60 grados de alcohol. Esta característica le permite retener más y mejor los aromas, pero se ha de tener en cuenta a la hora de preparar un combinado con esta ginebra yq que tiene un 50% más de alcohol de lo habitual y nos puede crear un combinado muy alcohólico si no se tiene en cuenta.

Nota de cata:

En nariz, nos muestra notas muy frescas de cítricos que recuerdan a la lima, toques herbales frescos que evocan a la menta y matices florales muy bien equilibrados. En boca, es muy sedosa y la alcohólica pese a estar muy presente cede frente a las notas frescas mentoladas y balsamicas  junto a notas de lima y cítricos. En un segundo plano encontramos más matices herbales y ligeros toques especiados. El final es muy largo y complejo.