Categoría: NOTICIAS

CAVAS BOLET

El pasado 22 de febrero 2014, tuvimos el placer de visitar esta preciosa bodega Familiar que hace mas de siete generaciones esta familia se dedica al cultivo de la vid y la elaboración del vino.

Excelente día en el que Xavi Bolet y su padre nos explicaron y enseñaron las diferentes variedades de uvas y los métodos aplicados en la agricultura ecológica que ellos utilizan. Situados en el centro del Penedès, con unas 66 hectáreas de viñedos.

Empezamos la visita por el museo que esta ubicado en la planta baja de la masía antigua. Cuenta con una colección de maquinaria y utensilios que han sido conservados como testimonio del trabajo, experiencia y sabiduría de sus antepasados, el antiguo horno de pan, así como una variedad de utensilios de un trabajo en la tierra y en la elaboración del vino.

La Bodega actual, situada en la parte posterior de la masia tienen los mas modernos sistemas de elaboración, con la maquinaria y depositos de acero inoxidable, con un control de temperatura en la fermentación de los vinos tintos se encuentra en tre 25 y30 grados de temperatura y los blancos entre 14 y 16º.

Después de que Xavi nos enseñara como hacen el degüelle de sus botellas de cava sin el proceso de congelación si no en caliente con una maquina especial de una en una, un metodo que nosotros no habiamos visto nunca, pasamos ya a la sala de cata en la masia antigua con un entorno emblematico y entrañable, donde catamos sus vinos tintos, blancos y cavas.

En resumen una visita muy bien dirigida, una sesión de cata perfecta con la presencia de nuestro amigo Jordi distribuidor de la bodega y organizador de esta estupenda visita y como no dar las gracias por su amable atención.

Y para finalizar el día Jordi nos acompaño a un bonito restaurante El Bosc a comer una gran Calçotada.

 

 

 

BODEGA EMENDIS

Emendis, la primera mujer que vivió en esta finca antigua Masia Señorial. Desde 1186 la experiencia y tradición de un pasado nostálgico con la innovación de un futuro de ilusión.

La familia Vallés, viticultores de estas tierras, durante generaciones han hecho realidad esta bodega que lidera un tánden joven, con experiencia en el sector: Jordi Ventosa ( Director Comercial) y Luis Reventós ( Egnología).

Emendis es historia, experiencia misticismo y tradición.

La finca Emendis dispone de 48 hectáreas de viñedos propios de tierras arcillosas, pobres en materia orgánica, calcarías y con un alto componente de magnesio que aporta la acidez necesaria para disfrutar de la frescura en los vinos blancos y cavas y para dotar de buena estructura la crianza de los vinos tintos.

Emendis dispone de 12 variedades diferentes de viñedos  propios:

 Variedades blancas: Macabeo, Xarel. lo, Perellasa, Chardonay, Moscatel de Alejandría (grano grueso), y Moscatel de Trontignac (grano fino).

Variedades tintas: Viñas de Ull de Llebre (tempranillo) y Merlot de máws de 35 años,Cabernet Saugvinon, Pinot Noir, la variedad esperimental Marselan y Monastrell.

Emendis aplica la viticultura integrada. Se cultivan los viñedos individualmente, adaptándose a las necesidades específicas de cada variedad. Otra tecnica aplicada es la cosecha en verde, consiste en recolectar variedades más productivas como el Moscatel, el Merlot y el Ull de Llebre (Tempranillo) cuando la planta deja de crecer y sufre el cambio de color, de esta manera se hace caer delideradamente uva con la finalidad de equilibrar la maduración entre la planta y el fruto de este modo conseguir una mejora en la calidad. Haciendo un seguimiento de las viñas durante todo el proceso de maduración.

Vendimia todo bajo control, se realiza una primera selección en las cepas y se lleva a cabo únicamente a mano y en cajas pequeñas que no sobrepasen en ningún caso 20 kg. La uva se lleva a la bodega rápidamente se enfría durante 8-10 horas a 5ºC.

Para elaborar los vinos blancos y el vino para cava se lleva a cabo prensados muy suaves. Unicamente se utiliza el mosto flor (mosto de la primera prensada). En variedades como la Chardonay y el Moscatell, se hace una maceración pelicular a baja temperatura durante 10 horas para atraer compuestos aromáticos.

Las fermentaciones de los vinos blancos se realizan a baja temperatura (entre 10 y 14 días a 16ºC). A estos vinos, destinados a su vino blanco Trio y para elaborar los cavas, se les hace un trasiego a final de la fermentación y después se les deja reposar durante aproximadamente un mes para que se aclaren de forma espontánea. Una vez finalizado el reposo, se efectúa un posterior trasiego con luna vieja y , para finalizar el proceso se preparan los cupages de las diferentes variedades antes de ser embotellados.

En la elaboración del vino blanco fermentado en barrica, tras la maceración pelicular de la uva, se desfanga estáticamente y se fermenta en barrica a temperatura inferior a 17ºC. Durante todo el proceso de fermentación se lleva a cabo dos veces por semana el “botonage”.

En los vinos tintos, el objetivo de Emendis es obtener una elevada extracción de color, vendimiar en el momento optimo de maduración fenólica, procesan la uva a baja temperatura extrayendo completamente la rapa y entrarla a macerar en los depósitos troncocónicos. Posteriormente se realiza la crianza en barricas de Roble Francés y Americano.

En cuanto a los cavas, sufren una lenta segunda fermentación en botella a baja temperatura en su cava de 10 metros de profundidad, una construcción unica y singular contribuyendo al reciclaje de material pesado han aprovechado la estructura de hormigón usada en la construcción de un túnel para la línea de tren AVE (Madrid-Barcelona).

Después de la visita se probaron tres vinos y un cava, el primero fue un blanco:

EMENDIS TRIO VARIETAL

Vendimia manual, en cajas de 20 kg, enfriadas a 5ºC. Los racimos pasan por una mesa de selección donde se escoge la uva de mayor calidad y se prensa obteniendo un rendimiento máximo del 60%. L a fermentación se ha hecho a temperatura controlada de 16ºC.  Las filtraciones antes del embotellado fueron ligeras para mimar y respetar al máximo los aromas de las variedades.

Nota de Cata: Limpio y brillante con aromas frutales, paso por boca elegante muy aconsejable para acompañar platos de pescado y marisco y primeros platos de pasta.

Variedades: Macabeo 55%, Muscat 25%, Chardonay 20%.

EMENDIS NOX:

 Vendimia manual, con cajas de 20 kl  enfriadas a 5º. La vendimia pasa por una mesa de selección donde se escoge la uva de mayor calidad que se prensa ligeramente. Maceración en la fresca noche del 30 al 31 de Agosto con la luna menguante durante nueve horas a una temperatura de 6ºC para evitar la oxidación del color. 

Fermentación a una temperatura controlada a 14º. Las filtraciones antes del embotellamiento fueron ligeras para respetar al máximo los aromas de las variedades.

Nota de  Cata:  Color rubí cereza y tomos morados. Aromas a frutos rojos y notas florales. En boca fresco, agradable, dando notas a caramelo de fresa. Este vino lo podríamos acompañar con pasta, risotos, pescados y mariscos.

Variedades: 50% Syrah, 50% Pinot Noir.

EMENSIS MATER 2006

 La etiqueta del vino nos muestra el cuerpo de una mujer gorda y desnuda, esto se debe a que este vino es un homenaje a la primera mujer que vivió en la finca en el año 1186. Pero con esta etiqueta la gente de la bodega Emendis también nos vienen a decir que este es un vino excepcional, como dicen ellos, el vino insignia de la bodega. Voluptuoso y con una gran estructura tánica. Como la etiqueta.

La uva, 100% merlot, verdaderamente a mano en pequeñas cajas, se enfría durante 24 horas a 5º y es seleccionado grano a grano. La larga maceración en frío y la fermentación en depósito troncocónicos potencian los aromas y el color de este especial vino. Reposa en barricas de roble francés durante un año y se cría posteriormente en botella un mínimo de doce meses.

Nota de Cata: Visualmente muestra un color picota, capa alta y lágrima densa. En nariz recuerdos a frutos rojos, aromas a cacao, tostados y ahumados. En boca es fresco, persistente y agradable.

 EMENDIS IMUM BRUT RESERVA:

El cava Emendis Imum Brut Nature Reserva ha sido elaborado mimando las variedades autóctonas del Penedés, vendimiadas en las fincas con terruños francos, cuidando el cupage con una lenta segunda fermentación a baja temperatura y su silencioso reposo sobre lías.

El 50% de xarel.lo aporta el cuerpo y la estructura necesaria para tolerar el paso del tiempo.

El 25% de Macabeo ofrece elegancia, finura y delicadas notas amargas con aromas a fruta blanca y dulce.

El 25% de Parellada cierra el cupage con una ligera acidez cítrica muy refrescante.

Nota de cata: Presenta una brillante capa dorada con matices verdosos, finas burbujas.

En nariz aparecen aromas florales, ligeras frutas cítricas recordando la bollería.

En boca destaca su excelente acidez con un final amargo otorgando fuerza y complejidad.

Desde aquí darlas gracias a Pedro Casado por organizarnos esta magnifica visita a Bodegas Emendis y como no a Jordi por hacernos pasar una mañana fantástica con su amabilidad y simpatía abriéndonos las puertas de esta bodega oler su entorno y beber sus vinos.

 

VITICULTORES DE MURA

LOS INICIOS

Ton Puig cada mañana iba a la viña, con el saco a la espalda, una hazada y un chapo. Sus pantalones de pana y una sonrisa en la cara. A sus ochenta y cinco años no fallaba nunca. La viña que cultivaba, la del Catot, era la última viña que quedaba en Mura, todo el mundo había abandonado las viñas que sólo medio siglo atrás habían sido tan importantes en la vida socio-económica del pueblo.

Ton tenía un jardín más que una viña, no había ni una brizna de hierba. Las cepas a pesar de sus años, más que los de Ton, estaban ufanas y espléndidas en primavera con sus pámpanos verdes, a finales de verano con su fruto dulce y jugoso y en otoño con sus tonos dorados, rojos, tostados, amarillos, una explosión de colores.

Pero Ton dijo basta, dijo que ya era demasiado mayor para ir cada día a la viña, que las rodillas le dolían y las piernas ya no le seguían. Joan Pla un hijo de Mura que se habría dedicado a la agricultura si no fuera porque era difícil vivir de ella, le pidió a Ton que no la dejara, que aquella viña era el último testigo que quedaba de sus antepasados. La última representante de todos aquellos Muratans que le habían dedicado toda una vida … le pidió que le enseñara. Ton pacientemente durante dos años enseñó a Joan los secretos de las cepas, a podarlas, a mirar como lloran justo antes de salir el borrón, a esbrollar, escabriolar, transmitiéndole tantos secretos como él sabía referentes a su cultivo, en definitiva le enseñó a amar la viña.

Joan continuó el trabajo de Ton como pudo, ya que él siempre había creído que en Mura se podía hacer un buen vino, pidiendo la ayuda de los amigos cuando había que recoger el fruto y vendimiar. Y diez años después, fue uno de estos amigos Joan Pallarés quien con su espíritu emprendedor espoleó a Joan para sacar adelante el proyecto de Ton y hacerlo realidad.

Joan Pla si bien en la viña se desenvolvia bastante bien, la bodega le venía grande, y entonces pensó en Lluís Raventós un joven enólogo que había conocido unos meses atrás en un curso de enología. Tras exponerle la idea este quiso venir a ver el terreno, cuando vió la viña con unas cepas centenarias, algunas de estas de variedades casi desaparecidas, le gustó. Pero fueron las viejas cepas de la variedad sumoll las que hicieron que no se pudiera resistir. Esto era todo un reto para un joven enólogo con ganas de innovar, de crear, de hacer un buen vino de una variedad como la sumoll muy difícil de vinificar, y experimentar con variedades autóctonas como la picapoll.

Ton murió el verano de 2007, seguramente estaría orgulloso, discretamente tal com era él, de ver como de sus cepas, año tras año nacían nuevos frutos que hacían un buen vino, y que su viña ya no era la única de Mura, ya que Joan Pla, Joan Pallarés y Lluís Raventós habían iniciado un pequeño proyecto, plantando nuevas viñas, no sin pocas dificultades pero con ambición y ganas de llevar adelante este estimulante proyecto.

Gracias por habernos enseñado a valorar la tierra y a amarla.

Iniciamos la visita en el Petit Celler y dando un bonito paseo por el pequeño y pintoresco pueblo de Mura nos dirigimos a visitar dos de sus cuatro viñedos.

 El microclima mediterráneo de media montaña, una pluviosisad escasa y una oscilación térmica fuerte, junto con los suelos ondulados y pobres hacen que la viña trabaje mucho dando una producción por viñedo de más menos un kilo de uva, de hay la pesonalidad de estos vinos.

Despues del bonito paseo por los viñedos pasamos a ver la bodega con su sala de barricas y seguidamente se catarón sus excelentes caldos.

 

Vino: Catot Blanco.

Varietales: Picapoll, chardonnay, y otras.

Recogida manual en cajas de 20kg durante el mes de Octubre.

Maceración prefermentariva de 7 días a 5º.

Fermentación y crianza posterior de 4 meses en barrica de roble rosa de 300l.

Grado alcohólico de 13,5%Vol.

Vista: Color amarillo dorado, limpio y transparente.

Nariz: Fresco, intenso, notas florales.

Boca: Fresco y persistente, mineral, con una acidez agradable.

 

 Vino: Catot tinto.

Varietales: Merlot, Sumoll, Tempranillo.

Recogido en cajas de 10kg.

Maceración prefermentativa de 13 días a 5º.

Fermentación fermentativa de 16 días.

Crianza en barrica de roble francés 12 meses.

Crianza en botella minima de 12 meses.

Grado alcohólico de 14,5%Vol.

Vista: Color rojo picota, lagrima densa.

Nariz: Aromas a compota, pimientos escalibados, notas especiadas.

Boca: Potente, ligeros especiados, punta de lápiz y tambien esas notas a compota que nos daba en nariz.

 

 Vino: Néspola tinto.

Varietales: Merlot y Sumoll.

Recogida manuel en cajas de 10 kg.

Maceración prefermentativa de 12 días a 5º  fermentativa de 20 días.

Crianza en barrica de roble francés 14 meses. En botella minimo 16 meses.

Grado alcohólico 14,5%Vol.

Vista: Color Rubí, capa alta.

Nariz: Aromas a mineral, notas balsámicas, hierbas del monte.

Boca: Potente entrada de boca, buen recorrido, recordando notas a regaliz.

 

Dar las gracias a Joan Pla por dedicarnos su tiempo en disfrutar de sus viñedos y bodega en una mañana de Domingo.

 

 

 

CAVATAST 2012

Un evento de referencia
El Cavatast es la muestra exclusiva de cavas más importante que hay actualmente en el país y así lo demuestran los excelentes resultados obtenidos a lo largo de los años, que han reforzado y consolidado la muestra hasta convertirla en un evento de referencia.

Un marco excepcional para la promoción del cava y la gastronomía
Al Cavatast se convocan los principales agentes del sector del cava y la gastronomía, desde cavistas y profesionales de la hostelería y la restauración, hasta sumilleres, enólogos, distribuidores, consumidores, etc.

Un punto para potenciar y prestigiar la marca entre los consumidores finales

La muestra conecta los elaboradores con el consumidor final y es una vía directa para dar a conocer la personalidad y calidad de los productos, captar nuevos clientes o fidelizar a los que ya lo son.

Más de 40.000 personas visitaron la muestra en la pasada edición, un 60% de las cuales provenían de diferentes poblaciones de toda Cataluña. “Degustar cavas” y “disfrutar de las actividades”, principales motivos de los visitantes para venir al Cavatast.

Tres días en los que la cultura del cava sale a la calle

La feria es un punto de encuentro y de intercambio de experiencias y de conocimientos entre el sector y el público final, un escaparate dinámico y moderno para exponer, probar, hacer contactos y, en definitiva, promocionar y favorecer la cultura del cava y la gastronomía de calidad.

Quince años de experiencia

Desde el año 97, el Ayuntamiento de Sant Sadurní d’Anoia y el Patronato de Turismo organizan el Cavatast con el objetivo de ofrecer una feria de calidad con el máximo de servicios y profesionalidad.

VIÑA POMAL

Viña Pomal tiene su propio viñedo, VIÑA POMAL. Esto es algo poco común en la Rioja. Además, lo tiene en la mejor zona (RIOJA ALTA/HARO)  de la demoninación de origen con más tradición. Viña Pomal se lleva eleborando desde hace más de 1OO AÑOS. Todo un bagaje que representa la historia vinícola de este país y que pocos vinos pueden atesorar. De hecho, su registro embotellador es el más antiguo de la Rioja: esto pone de manifiesto su solera y le confiere a la vez la gran responsabilidad que supone mantener alto el estandarte de la denominación.

Viña Pomal es un Clásico de La Rioja: Vinos elegantes, redondos en boca, que tienen aromas sutiles,suabes en boca. La tendencia en la Rioja en la última década ha sido crear vinos que se asemejaran a otros estilos de vino que estaban triunfando (vinos más tánicos, con más extracción frutal, estilos más Ribera o Priorato). Durante este tiempo, Viña Pomal se ha mantenido fiel al puro estilo Rioja.

Detrás de Viña Pomal se encuentra hoy un nuevo equipo enológico lleno de energía y con el firme propósito de mantener y honrar el clásico estilo de Rioja que ha convertido a esta región vinícola en la más conocida y apreciada de nuestro país. Además, la bodega a pasado por un proceso de transición y renovación, con fuertes inversiones en el cuidado de sus viñedos y la actualización de las instalaciones enológicas con las que elaboran sus vinos. La calidad de Viña Pomal es indiscutible, y mejora con cada añada. Las próximas añadas, son sublimes, las mejores de Viña Pomal. El trabajo de los últimos años esta dando grandes frutos.

Hoy Viña Pomal nos presenta su crianza, y mañana nos seguirá sorprendiendo. En bodegas Bilbaínas   pondrán todo su esfuerzo desde las raices de sus vides en el viñedo de Viña Pomal hata que la botella llegue a su destino final para que siga siendo un referente entre los vinos del país.