Categoría: NOTICIAS

VINOS ROSADOS

Hace aproximadamente medio siglo, nadie llamaba rosados a unos vinos que estaban entre los blancos y los tintos. Existía el clarete que, dependiendo de su procedencia, variaba su intensidad de color. En Haro, resultaban tintos poco cubiertos mientras que en otras zonas eran bastante más claros como el famoso “churrillo de Burgos” hasta los “ojos de perdiz”, ambos vinos españoles.

Las primeras marcas vinícolas españolas que adoptaron el termino “roseé” (rosado). Fueron “Las campañas” y “Renné Barbier” en los años 50, aprovechando la fuerte popularidad de Rossé de Provence y de Bearn, entre otros, para así evitarse el problema de tener que elegir virios tintos ya que como ellos decían “un petit rossé va avec tout”, un vino rosado va con todo. Esta sentencia francesa resume de forma muy clara, el gran dilema que han venido arrastrando estos vinos: su espacio, su ubicación, “el rosadito que va con todo”

Tradicionalmente se le ha venido considerando como “una bebida” fresca, ligera y de verano, con un consumo que abarca de Junio a Septiembre para comidas más o menos informales entre amigos. Sin embargo, esa “bebida” ha ido ganándose poco a poco la “dignidad” de “vino”, como sus parientes blancos o tintos, gracias que dentro de la cultura enológica se está posicionando y está ganando un digno lugar en las mesas.

El proceso es similar al del blanco. En primer lugar se realiza el PRENSADO para obtener el mosto. El mosto se somete a una corta MACERACIÓN (se deja durante unas horas 10-18horas en contacto con los hollejos de las uvas) en frío (para que no fermente). Así es como obtiene su color rosado. Después, con el DESFANGADO se separan las materias sólidas del mosto y se inicia la FERMENTACIÓN VIRGEN (sin contacto con los hollejos, igual que si fuera un vino blanco). Los azúcares del mosto se transforman en alcohol por la acción de las levaduras naturales de los hollejos de las uvas. Los procesos de CLARIFICADO y FILTRADO son idénticos a los de la elaboración de blancos. La última fase es la EMBOTELLADO.

TOMBÚ

Vino joven rosado de Castilla-León elaborado por Dominio Dostares utilizando un antiguo método de vinificación.
Elaborado con uvas de viñedos de más de 90 años situados a 800-900m de altitud plantados con el sistema de rasta (doble cordón rastrero).
Tras la vendimia manual con selección en la bodega, empieza la vinificación. Durante la fermentación, se añaden racimos enteros en cantidad aproximada al 5% del volumen total a elaborar. Este método se denomina “madreo”.
 

Leer Más >>

QUARTZ ROSÉ

Una cuidadosa fermentación a baja temperatura controlada en depósitos de acero inoxidable, posterior embotellado en frío para preservar los aromas primarios y el propio  carbonico natural del vino.

Leer Más >>

GRAMONA

                                                      El Gramona Primeur Rosado 1011 está elaborado con 100% Syrah, viñedos situados en la región del Penedés, fermentación en depositos de acero inoxidable.

 

Leer Más >>

ARRAYÁN

Arrayán Rosado 2011 uno delos vinos favoritos de la mujer. Sangrado de un 10% de cada unas de las cuatro variedades. Tras 8 horas de maceración en frio, fermentación lenta a 15º en depósito de acero inoxidable durante aproximadamente 20 días.

Leer Más >>

PAGO DE VICARIO

Elaborado con Petit Verdot 100% de sus propias fincas. Vendimia seleccionada y, con la uva despalillada, realiza una maceración peculiar durante un mínimo de 8 horas para pasar a depósitos de acero donde realiza la fermentación.

Leer Más >>