Categoría: NOTICIAS

VINO DE HIELO

El vino de hielo (en alemán Eiswein) es un vino hecho de uva helada con una fuerte concentración en azúcar.

La técnica para conseguir esta uva consiste en dejar sobremadurar la uva en la cepa, que no se cosecha hasta que se produce la primera helada. Cuando el grano se hiela, el agua se expande y rompe la cascarilla de la uva. Así, se pierde más agua y el azúcar es más concentrado.

Los vinos de hielo son extraordinarios de riqueza y de persistencia aromática gracias a su concentración y a una acidez fuera de lo común.

Es una técnica que se utiliza en zonas frías dónde se cultiva la viña, sobre todo en Alemanía y Francia y se hace con variedades como Gewürztraminer y Riesling, pero también con Chardonnay, Cabernet Fran y Vidal (en Canadá). Los que tienen más reputación se encuentran en Alemania, sobre todo a lo largo del Mosela, el Sarre y el Ruwer. Hay igualmente Eiswein austriacos. Son a menudo muy caros (250 euros por botella).

Québec tiene también una buena reputación en este dominio, donde también se elabora sidra de hielo. En Canadá se produce también en Columbia Británica y en Ontario, en la región de los Grandes Lagos.

En España se ha ensayado con éxito en la zona del Penedes. También en Valladolid, la Seca, (Rueda), y mediante uva verdejo.

GRAMONA VI DE GLASS

Pensando en los Eiswein (vinos de hielo), que son obtenidos por congelación de la uva en el viñedo, posterior prensado en frío y fermentación a baja temperatura, Jaume Gramona se propuso conseguir un vino de similares características sin tener heladas en el viñedo los meses de recolección. La única forma, también natural, que podía concentrar aún más este mosto después de una vendimia tardía, era mediante su congelación parcial, que supone un absoluto control enológico del proceso: supraestracción y crioextracción en cámara de frío. Para ello se utiliza una levadura seleccionada por la Universidad de Burdeos, con efecto de plasmólisis acentuado.

Leer Más >>

KRACHER BURGENLAND

Hacer estos vinos es un juego de espera. Las uvas se dejan en la vid hasta bien entrado el otoño, por lo que deben ser fuertemente en gran medida para protegerlos de los pájaros hambrientos, y es una cuestión de dejar que la lluvia y la niebla proporcionen las condiciones adecuadas para la botritis para atacar a las uvas que ya están maduras. Leer Más >>

SCHLOSS GOBELSBURG

El mosto fermento a temperatura controlada y permaneció en depósitos o barricas según criterio el productor.

Leer Más >>

FOTOS CATA