Categoría: NOTICIAS

LA TEMPERATURA DEL VINO EN LA CATA

La temperatura del vino es una condición importantísima a la hora de ser catado, ya que este concepto juega el papel que puede ser decisivo. Según la temperatura de servicio en la cata, el vino desarrollará más o menos sus distintas características, en forma desigual.

AROMAS.

Una temperatura ligeranente superior a la habitual de bebida, contribuye al desprendimiento de aromas, por tanto, el olfato puede captarlos mejor. Hay que tener en cuenta que los aromas y (bourquets) se exhalan a partir de 14ºC y se pierden por debajo de 8ºC.

AZUCARES Y ALCOHOLES.

Una temperatura alta aumenta el sabor de los disinos azucares y alcoholes.

SALADO Y AMARGO.

Por el contrario lo salado, lo amargo y la astringencia, es mayor q temperaturas más bajas.

ACIDEZ.

Los efectos de la acidez también fluctúan de manera considerable con la temperatura. Un vino blanco con acidez total resulta desagradable a los 18ºC, es aceptable a 16 y proporciona una sensación de frescor a los 10.

ASTRNGENCIA.

Los tatinos, productores de la astringencia, obligan a tomas los vinos tintos a temperaturas más templadas. Solamente llos vinos bajos en taninos pueden tomarse frescos.

Resumiremos brevemente las distintas temperaturas de servicio en una cata.

.·Tintos con alto índice de taninos 16 a 18 grados.

· Tintos con pocos taninos 14 a 16 grados.

··Vinos rosados 12 a 15 grados.

··Blancos con cuerpo aromáticos 10 a 12 grados.

··Blancos ligeros, jóvenes ácidos 8 a10 grados.

Cuando vayamos a catar varios vinos, seguiremos siempre la secuencia de blancos a tintos y de jóvenes a viejos.

Si hemos de catar algún vino dulce, éste será el último de la serie.

PACO LÓPEZ