Categoría: NOTICIAS

CONDICIONES PARA LA CATA

EL LUGAR.

El lugar adecuado para la cata deberá de estar bien iluminado, ventilado, sin ruidos y sin ningún otro motivo que distraiga nuestra atención. Será siempre preferible disponer de luz solar, porque a través de ella se reflejan los colores.

LA DISPOSICION DEL CATADOR.

El catador debera de estar relajado y tranquilo. El cansancio, los dolores o preocupaciones impiden la concentración y reducen el estimulo de nuestra capacidad sensorial.

Deberemos de tener también presente que se cata mejor en ayunas o con hambre, que después de una comida.

EL INSTRUMENTO.

El instrumento más importante utilizado por el catador es la copa, llamada también “catavinos” homologada y definida en la norma Afno.

Se trata de un recipiente con pie y forma de huevo alargado, cortado en su parte superior por el extremo más fino. Esta figura permite la concentración de aromas y su recepción por la nariz.

El cristal de esta copa posee un 9% de plomo para darle la nitidez y trasparencia máxima. Si no disponemos de esta copa utilizaremos cualquier otra, con la condición de que sea de cristal transparente y fino. Sobre todo sin ningún tipo de color o tallas, que tenga pie y a ser posible estilo que nos permita cogerla con comodidad. Sería preferible que la copa no tenga la boca muy ancha, a fin de evitar coger demasiado aire ambiental que nos reducirá la intensidad aromática a percibir.

Al iniciar una cata no cogeremos en ningún momento la copa por el vaso, ya que además de calentar el líquido, mancheremos el cristal con la grasa de nuestra manos enturbiando la visión del líquido.

Otro aspecto a tener en cuenta es el llenado de la copa. Nunca más de un tercio de su volumen, por tres motivos.

1. Por el color, ya que podría cambiar al aumentar la masa líquida.

2. Por el aroma, ya que se desprende mejor.

3. Por un buen ejercicio de cta, ya que nos quedará espacio suficiente para agitar el líquido sin que se desborde.

PACO LÓPEZ